Buscar
  • Rachel en su tinta

Una mujer adelantada a su tiempo y decidida a romper moldes.

Actualizado: 16 sept 2021

Dicen que los sueños se cumplen si se tiene el valor de ir de frente a por ellos. Si eres capaz de superar tus miedos, tus excusas y el qué dirán. Si apartas todo aquello que no te lleve hacia ellos. Una mujer adelantada a su tiempo y decidida a romper moldes, que arrastra un pasado que tiñe sus presente de miedo. Maira Varea nos traslada a los albores del siglo XX en Mallorca un viaje al dolor, al miedo, pero sobre todo a ese Rayo de luz que consigue encender la vida de Bet.


Bet cree estar a punto de conseguir todos sus sueños: construir un lujoso hotel en Niza, ser una arquitecta famosa y poder valerse por sí misma en un mundo de hombres. Pero el verano de 1910 le arrebata sin compasión la vida que tanto le ha costado construir: su hermano y socio muere, y su familia, desolada, decide volver a su Mallorca natal, adonde ella juró de niña que jamás regresaría. Porque allí solo la aguarda un miedo atroz. Porque quizá el pasado que la avergüenza y que lucha por olvidar volverá a destruirla. Porque quizá los fantasmas revivan y hagan que se tambaleen los cimientos de la mujer fuerte que finge ser. Pero entonces descubre que Marc está a su lado, que siempre lo ha estado, y que está dispuesto a cualquier cosa para ayudarla a recuperar la esperanza. Marc es la luz que ilumina sus sombras, pero también el único hombre por el que jamás debería sentirse atraída.


Mi valoración personal:

Maira Varea vuelve a deleitarnos con una bonita novela que mezcla el dolor y el amor. El último rayo de luz es la segunda novela de esta Granadina criada en Mallorca y con la que afianza un puesto entre esas escritoras sensibles y de pluma delicada.

Estamos en Niza en 1910 donde una joven Bet junto a su hermano Toni tienen una importante entrevista para presentar el proyecto en que ambos han estado trabajando: la construcción de un hotel de lujo.

Pero la vida es caprichosa y de una manera trágica la vida de Bet cambia, su querido hermano muere en un trágico accidente y su mundo tanto familiar como laborar se desmorona como un castillo de arena.

Sus padres deciden regresar a Mallorca natal a vivir ya que necesitan empezar de nuevo, pero Bet juró que no volvería a esa maldita isla ya que en ella solo conserva recuerdos dolorosos de algo que le pasó durante su niñez.


A su llegada solo le aguarda miedo, rencor y vergüenza ya que está en ese mismo lugar que años atrás la hicieron sentir miedo, pero también en este lugar se encuentra Marc ese último rayo de luz que necesita sin quererlo en su vida.

Con una documentación muy cuidada, tanto como los paisajes que nos descubre Maira, estamos ante una bonita novela romántica llena de dolor, pero también de esperanza, de una mujer adelantada a su tiempo que estudia arquitectura en una época que pocas mujeres lo hacían y que pese a las trabas impuestas por la sociedad consigue sacar su sueño adelante.


Con unos personajes bien construidos, Bet una mujer fuerte y valiente y Marc ese hombre que es comprensivo y que deja que las alas de Bet nunca sean cortas para dejarla volar, juntos sabrán los sin sabores de un amor empañado por un pasado donde Marc deberá afrontar muchas cosas.


Una historia bonita que en algunos momentos se me ha hecho un poco lenta pero que debo decir que son de esas novelas que volveré a leer.

En conclusión, un libro que recomiendo a todos los amantes de las novela románticas y donde el amor y la superación hacen de esta novela una bonita historia que disfrutareis mucho.





8 visualizaciones0 comentarios